Marihuana Sintética (Spice): Composición y Efectos

La marihuana sintética o spice es una droga hecha con una mezcla de hierbas y material vegetal triturado, al que se le agregan productos químicos para imitar el efecto del tetrahidrocannabinol (THC). Este es el ingrediente psicoactivo de la planta natural de marihuana.

Esta droga también aparece bajo el nombre de Spice, K2 o marihuana falsa (“fake weed” en inglés).

marihuana sintética o spice

Es una de las denominadas drogas emergentes. Es decir, aquellas sustancias naturales o sintéticas comercializadas aproximadamente a partir del año 2002, relacionada con la cultura de los clubbers (personas asiduas de clubs y pubs de música electrónica).

La marihuana sintética puede parecer a simple vista marihuana natural, pero las sustancias químicas que contiene son tremendamente adictivas y pueden ser mortales. Sus efectos sobre los receptores cerebrales pueden ser hasta 100 veces más potentes que el tetrahidrocannabinol.

La marihuana sintética en el mundo

Existe la creencia de que la marihuana sintética tiene los mismos efectos que la natural, pero en realidad causa graves efectos psicóticos y de salud. Los efectos más comunes son paranoia, alucinaciones, ansiedad y disociaciones.

Los productos químicos añadidos también generan taquicardia, vómitos, confusión, temblores y convulsiones.

Es una droga muy consumida en Estados Unidos y Europa, donde las autoridades sanitarias están muy preocupadas ya que su uso se está extendiendo de forma alarmante. Esto ha hecho que lo consideren como una grave amenaza para la salud y seguridad públicas.

En 2016 en Brooklyn, se disparó la alarma cuando se encontraron a 33 personas que habían consumido marihuana sintética. Éstos parecían zombies salidos de “The Walking Dead”. Todos tropezaban, caían al suelo, vomitaban y respiraban con dificultad. Tuvieron que hospitalizar a la mayoría.

Por eso, estos comportamientos son conocidos como el “efecto zombie”. La persona está fuera de sí, pudiendo ser necesario acudir a atención médica de urgencia.

Otra noticia alarmante relacionada con la marihuana sintética es la de un suicidio de un adolescente en 2010. Parece ser que el chico consumió esta droga junto con sus amigos una hora antes de dispararse a sí mismo con una escopeta.

Este incidente provocó que se propusiera una ley para prohibir el uso y la distribución de drogas sintéticas. El 10 de junio de 2012, Barack Obama firmó una ley para prevenir el consumo de este tipo de drogas. Incluyó la ilegalización de los principales compuestos de la marihuana sintética.

En algunos lugares, su uso es tan alarmante que incluso las autoridades de Washington han creado una página web dirigida a jóvenes para que sean conscientes de los efectos de esta droga.

Aunque algunas de las sustancias activas de la marihuana sintética han sido prohibidas, el problema es que los productores modifican las fórmulas químicas para poder burlar la Ley.

¿Por qué se consume esta droga?

La marihuana sintética puede tener ciertas ventajas frente a la natural, provocando que cada vez esté más extendida.

Por ejemplo, es más fácil de obtener. La marihuana sintética puede encontrarse a la venta en tiendas conocidas como smart o grow shops y, en mayor medida, por internet. Normalmente su formato es atractivo, colorido y posee olores agradables.

Además, su precio es asequible, siendo mucho más barata que la marihuana natural. Muchos la consumen creyendo falsamente que sus componentes son naturales.

La mayoría de las tiendas online están en Reino Unido, Alemania, Países Bajos y Estados Unidos. Esto hace que su acceso sea más fácil para los más jóvenes. De hecho, algunos estudios han encontrado que sus consumidores habituales son chicos jóvenes de bachillerato y personas sin hogar.

Otro motivo por el que su consumo va en aumento, es que es difícil de detectar en pruebas de drogas. Entonces, aquellos que estén sometidos a análisis antidrogas pueden tomarla sin que se vea en los resultados.

Descubrimiento de la marihuana sintética

En 1984, el profesor John W. Huffman de la Universidad de Clemson, Estados Unidos, comenzó a investigar sobre los compuestos cannabinoides. Su misión era aumentar el conocimiento sobre el VIH, la esclerosis múltiple y el cáncer.

En concreto, el objetivo de las investigaciones era llegar a una mejor comprensión de estas enfermedades, así como ayudar al desarrollo de nuevos medicamentos para su tratamiento.

Durante los siguientes 20 años, Huffman y sus investigadores desarrollaron alrededor de 450 compuestos cannabinoides sintéticos. Pretendían realizar experimentos con ellos para probar el efecto de los receptores cannabinoides en el cerebro y otros órganos.

Sin embargo, en 2008 se descubrió que uno de los componentes desarrollados por Huffman, específicamente el JWH-018, se empezó a incluir en productos que anunciaban ser alternativas a la marihuana. Estos productos, comercializados en varios países del mundo, llevaban el nombre de “K2” o “Spice”.

En una entrevista realizada a Huffman por la ABC News, éste propone que la marihuana real debería legalizarse, ya que se conocen sus efectos. Añade que es difícil convencer a los jóvenes para que no adquieran la marihuana sintética por su precio y disponibilidad. Por ello, uno de los beneficios de esta legalización sería evitar que los consumidores opten por sustitutos mucho más peligrosos.

Además del JWH-018, posteriormente se ha encontrado en la marihuana sintética otros componentes como el CP47497. Lleva las iniciales de Charles Pfizer, de la farmacéutica Pfizer, desarrollada en la década de 1980.

También se ha descubierto la sustancia HU-210, que lleva su nombre por la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde se desarrolló en 1988. Se trata de una sustancia de 100 a 800 veces más potente que el THC natural.

Además, se ha hallado la JWH-073, JWH-398, JWH-250 y la oleamida. Estos compuestos también tienen efectos muchísimo más potentes que la marihuana natural. En este tipo de drogas hay otras sustancias agregadas que son desconocidas, que pueden ser químicos altamente tóxicos.

A finales de 2008, la marihuana sintética se investigó en el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT). Tras ese análisis, se determinó que las sustancias primarias eran JWH-018 y la CP47497.

Desde entonces, la estructura de la marihuana sintética ha evolucionado y se ha diversificado para evitar la detección forense, así como su prohibición.

La marihuana sintética cada vez ha sido más difícil de detectar. Al tener una estructura química diferente al THC, las pruebas de orina para captarlo dan resultados negativos. Esto representa un problema para los médicos de urgencias y autoridades.

Aunque hay investigaciones en curso para mejorar su detección que actualmente se están llevando a cabo en algunos laboratorios de toxicología forense.

¿Cómo se consume?

La marihuana sintética se consume de forma similar al cannabis, ya sea fumada, mezclándose con tabaco o marihuana natural, o por medio de una pipa o tubo. También se agrega a alimentos como tartas de chocolate o infusiones.

Las etiquetas de estos productos a menudo contienen mensajes como “no apto para el consumo humano”. Otras señalan que contienen material “natural”, aunque lo único natural de estas sustancias son las plantas secas utilizadas, ya que el resto son compuestos cannabinoides sintetizados en laboratorios.

Composición

Los compuestos cannabinoides que se encuentran en la marihuana sintética actúan sobre los mismos receptores celulares que reciben el tetrahidrocannabinol (THC) de la marihuana natural.

Al parecer, la marihuana sintética se produce en China sin controles ni ningún tipo de dosificación. Se ha encontrado que un mismo producto puede tener sustancias distintas y diferente cantidad de químicos.

Es difícil saber qué contiene realmente cada dosis de marihuana sintética. Se ha llegado a encontrar en su composición pesticidas e incluso veneno para matar ratas.

Por otro lado, los fabricantes de la marihuana sintética indican en las etiquetas de sus productos que contienen hierbas naturales como la canavalia rosea, el loto azul egipcio o nenúfar azul, casida, la pedicularis densiflora, la cola de león, entre otras. Pero en realidad estas plantas están rociadas de cannabinoides sintéticos, lejos de ser un efecto natural.

Efectos

Los consumidores de marihuana sintética reportan experiencias parecidas a las que se obtienen con la marihuana natural. Es decir, relajación, percepción alterada y estado de ánimo elevado.

Sin embargo, otras personas tienen efectos psicóticos como ansiedad extrema, paranoia y alucinaciones.

En algunos casos, sus efectos son mucho más potentes que los de la marihuana natural. Esto se explica porque el ingrediente activo del cannabis actúa sobre el receptor CB1 como agonista parcial. Mientras que, en la marihuana sintética, lo hace como agonista total.

Los agonistas parciales se tratan de sustancias que se unen a cierto receptor, pero al contrario que los totales, sólo hacen sus efectos de manera parcial.

En definitiva, el cerebro no puede procesar la marihuana sintética adecuadamente. Los efectos secundarios son más probables y dependen de la zona donde ese receptor fue activado.

Al consumir muchos cannabinoides de golpe, los efectos de la marihuana sintética no son como los de la marihuana natural. Mientras las personas que consumen cannabis natural pueden estar más relajadas, sociables y sensibles; aquellas que han tomado marihuana sintética parecen irritables, nerviosas, y violentas.

Sobredosis de marihuana sintética

La sobredosis de marihuana natural, puede ser incómoda pero no suele ser peligrosa. No puede producir la muerte, y los efectos se van pasando tras unas horas.

Sin embargo, con la marihuana sintética, no se sabe exactamente la cantidad de cannabinoides que lleva cada dosis. Esto es porque se fabrican en laboratorios ilegales sin controles que la regulen. Por ello, la sobredosis se caracteriza por síntomas secundarios adversos que pueden poner en peligro la salud de la persona, como espasmos, fallos renales y agitación grave.

Efectos secundarios y riesgos para la salud

Aunque a menudo la marihuana sintética se promociona como una “alternativa legal y segura” a la marihuana, se ha demostrado que pueden ser productos químicos muy peligrosos.

Los estudios más recientes han documentado toxicidad aguda con efectos gastrointestinales, neurológicos, cardiovasculares y renales. Asimismo, el uso crónico puede llevar a la tolerancia, la dependencia, así como el desarrollo de síndrome de abstinencia.

Un informe del año 2012 de la U.S. Substance Abuse and Mental Health Services Administration (SAMHSA), indicó que en el 2010 hubo 11.400 casos de atención en urgencias de personas que han consumido marihuana sintética.

Entre los efectos adversos de la marihuana sintética se han observado los siguientes:

– Náuseas.

– Vómitos.

– Nistagmo (movimiento irregular de los ojos).

– Trastornos del habla.

Ataxia (problemas para coordinar movimientos).

– Hipotermia.

– Alucinaciones.

– Confusión.

– Ansiedad.

– Ataques de pánico.

– Irritabilidad.

– Problemas de memoria.

– Convulsiones y espasmos.

– Taquicardias.

– Hipertensión o hipotensión.

– Insuficiencia renal aguda.

– Nefritis intersticial aguda (inflamación de los túbulos renales que puede afectar a los riñones).

– Riesgo de suicidio por pensamientos suicidas.

– Conductas violentas.

¿La marihuana sintética es adictiva?

Esta droga puede ser tan adictiva como cualquier otra. Esto se manifiesta por los síntomas de abstinencia que aparecen cuando su consumo se interrumpe de manera brusca.

Algunos de estos síntomas son: ansiedad, dolor de cabeza, sudoración, irritabilidad, depresión, cambios de humor, ideas suicidas, etc.

¿Cómo se trata la adicción a la marihuana sintética?

En primer lugar, es necesario llevar a cabo una desintoxicación. Para ello, la persona debe estar sin consumir la droga durante unas semanas o más.

Una vez pasada la desintoxicación, debe realizarse un tratamiento para evitar la recaída y eliminar todo lo posible la dependencia.

La duración del tratamiento puede ser de 1 a 6 meses o más. Algunos programas requieren que la persona permanezca en un centro de desintoxicación o rehabilitación, aunque también hay centros ambulatorios.

La duración y forma del tratamiento dependerá de la gravedad de la adicción, el tiempo que lleve consumiendo y si posee un entorno o rasgos psicológicos que faciliten el consumo o no.

La asistencia psicológica es fundamental, ya que el adicto suele tener ciertas carencias, miedos o conflictos que le obligan a “evadirse”.

Para que el adicto se sienta capaz de afrontar la vida, se fortalecen sus cualidades mediante terapia individual y en grupo. Además de desarrollar estrategias para evitar volver a consumir.

Referencias

  1. Ayer, U. (s.f.). The Effects of Spice Use. Recuperado el 11 de marzo de 2017, de DrugAbuse:http://drugabuse.com/library/the-effects-of-spice-use/
  2. Burillo-Putze, G., Climent, B., Echarte, J. L., Munné, P., Miró, O., Puiguriguer, J., & Dargan, P. (2011, August). Drogas emergentes (I): las «smart drugs», Anales del sistema sanitario de Navarra, 34 (2), 263-274.
  3. Castaneto, M. S., Wohlfarth, A., Desrosiers, N. A., Hartman, R. L., Gorelick, D. A., & Huestis, M. A. (2015). Synthetic cannabinoids pharmacokinetics and detection methods in biological matrices. Drug metabolism reviews, 47(2), 124-174.
  4. Ford, B. M., Tai, S., Fantegrossi, W. E., & Prather, P. L. (2017). Synthetic Pot: Not Your Grandfather’s Marijuana. Trends in Pharmacological Sciences 38(3), 257-276.
  5. K2 Zombie DC. (s.f.). Recuperado el 11 de marzo de 2017, de K2 Zombie DC: https://k2zombiedc.com/
  6. Schone, M. & Schecter, A. (7 de junio de 2011). Legalize Marijuana, Says Inventor of ‘Spice’ Chemicals. Obtenido de abcnews:http://abcnews.go.com/Blotter/legalize-marijuana-inventor-spice-chemicals/story?id=13782613
  7. Synthetic Cannabinoids. (s.f.). Recuperado el 11 de marzo de 2017, de National Institute on Drug Abuse: https://www.drugabuse.gov/publications/drugfacts/synthetic-cannabinoids
  8. Synthetic Marijuana – Spice or K2. (s.f.). Recuperado el 11 de marzo de 2017, de Drugs: https://www.drugs.com/illicit/synthetic-marijuana.html

La entrada Marihuana Sintética (Spice): Composición y Efectos aparece primero en Lifeder.

Facebook Comments